Alma en Cueros

Revisando la astronomía en cueros

Posted by almaencueros en 12 mayo 2014

mundo-canicaHace ya casi una eternidad escribí una entrada a la que llamé Astronomía en cueros. Hoy, como en su día Copérnico y después Galileo, creo que ha llegado la hora de revisar mis cálculos. Es posible que mi universo ya no sea Ptolemaico, pero tampoco se asemeja demasiado al planteamiento heliocéntrico de Galileo. Sigo siendo un planeta chiquitín, eso es inmutable. Aun a pesar de los kilos de más, sigo siendo un planeta chiquitín, insignificante. Pero soy un planeta muy importante para unas poquitas estrellas que me necesitan. Mi lucha es mantener mi órbita sobre ellas inamovible. Otras estrellas que yo creía inamovibles y seguras, se han movido. En los últimos tiempos siento como si me hubiese convertido en un planeta marginal en una galaxia marginal. Entre algunas de las que fueron mis estrellas y yo se ha formado un terrible agujero negro que se traga todo lo que se le acerca. Es un agujero negro, lleno de incomprensiones, desidias, egoísmos, orgullos, ignorancia atrevida… Y aunque no me considero culpable de la aparición de ese agujero entiendo que habrá quien piense que lo formé yo. Sólo sé que hay algo que me duele y no lo sé identificar. La razón fría y objetiva me niega la razón de mi disgusto, pero el corazón, que a veces ve con más claridad que la razón, me da la razón en que me duela el corazón.

En definitiva, que el universo ha cambiado. He de sentarme a recalcular las posiciones, las órbitas, las elípticas…. Porque lo astros de mi universo ya no se mueven saegún las leyes primigenias. O ellos han cambiado sus órbitas o yo las contemplo desde otro ángulo. Al menos he descubierto que no soy familia, pero entonces… ¿qué soy?

Anuncios

Posted in Inclasificables, Reflexiones pedestres | Leave a Comment »

No dormir

Posted by almaencueros en 24 diciembre 2013

imagesCA1LMAJVLlevo ya una larga temporada en la que se repite el mismo fenómeno. En mitad de la noche, sin motivo aparente, sin nada perceptible que lo motive, me despierto y ya no vuelvo a dormirme. De hecho, ahora, cuando escribo, son las 4 de la madrugada y llevo casi tres horas sin poder dormir. Al menos hoy sé lo que me ha despertado y sé lo que me ha mantenido en vela un rato largo. Mis vecinos han decidido dar una fiesta pre-navideña en casa y se han repasado la discografía de Mecano en el “singstar” poniendo más buena voluntad que aptitudes. Armándome de coraje les he llamado a la puerta a las 2 y media de la madrugada pidiéndoles que bajaran el volumen.

Pero las otras noches, simplemente abro los ojos y mi cabeza empieza a llenarse de problemas, problemillas, cosas que debo hacer, cosas que no debo olvidar, ideas para mejorar, etc. Simplemente se abre la barra libre de pensamientos en mi cabeza y se acabó dormir. La mayor parte de las noches aguanto estoicamente en la cama intentando no moverme demasiado esperando a que Morfeo vuelva a por mí. La mayor parte de las noches no funciona antes de 2 horas y aun así, tengo el recuerdo de casi todas las horas en las lucecitas rojas del radio-despertador. Hoy, como algunas otras noches he decidido levantarme y en la oscuridad, en el salón, intentando no despertar a los demás, he decidido escribir, creyendo que, quizá así, me llegará el sueño.

Posted in Historias Peculiares, Inclasificables | Leave a Comment »

¿Y si me voy haciendo viejo?

Posted by almaencueros en 30 septiembre 2013

reloj_de_arena_2¿Y si me voy haciendo viejo? Un día después con la resaca del mogollón en casa, asumiendo mi nueva identidad de treinta y tantos uno más, me pregunto…. ¿Y si me voy haciendo viejo? ¿Y si de verdad los años pasan y no soy el que fui?

Pero…¿lo quiero? ¿Quiero ser el que fui? Ya no me puedo preguntar qué quiero ser de mayor. Ser mayor me ha sobrevenido mientras decidía que quería ser de mayor. Y si…. ¿lo que soy de mayor no es lo que quería ser de mayor?

Y me respondo…. ¿Y qué? El camino andado me ha construido entre las decisiones que tomé y las que olvidé tomar. Lo que soy de mayor es lo que soy de mayor y si quise ser otra cosa me equivoqué. Porque lo que soy de mayor es lo que quiero ser de mayor.

Un día después me planteo nuevas metas, me asomo a nuevos horizontes, busco dentro del baúl de mis experiencias, de todos los proyectos empezados, de los sueños que se quedaron a medio soñar y me digo que algunos los puedo y los quiero rescatar. Me digo que ahora sí, que ahora que ya soy mayor puedo dedicarme a ser lo que quiero ser de mayor.

Posted in Inclasificables, Reflexiones pedestres | Leave a Comment »

Nuevas metas, nuevas cosas, cambios.

Posted by almaencueros en 21 mayo 2013

corazonEmpiezo a escribir únicamente porque me apetece escribir. He releído un poco algunas de las entradas ya ancianas de este blog y he reconsiderado la idea de la circularidad de las emociones. He repensado un poco mi momento vital:

Creo que estoy ante un momento determinante en mi vida, y no sólo porque quede más o menos un mes para que nazca mi segunda hija, que también, sino porque intuyo cambios a mi alrededor, cambios en “mi mundo”, cambios en la configuración espacio-anímico-temporal-personal en que habito. Esos cambios indistinguibles, o inexpresables por el momento los percibo en lo profesional y lo social, que no en lo personal. En lo familiar, y en la nueva redistribución de mi tiempo, creo que puedo obviar el comentario teniendo en cuenta que Elsa, cuando llegue, va a provocar una nueva revolución en ese ámbito. No soy capaz aun de ser más concreto. Ni siquiera sé si esos cambios serán para mejor o no. No intuyo todavía la naturaleza de las mutaciones que se avecinan, pero se me empieza a erizar el pelo de los brazos como anticipo de aires nuevos. Veremos, y si puedo, contaremos.

Posted in Inclasificables, Reflexiones pedestres | Leave a Comment »

En construcción

Posted by almaencueros en 11 diciembre 2012

obrasMi hija ha encontrado el botón de “on” en uno de esos juguetes suyos que hablan sin parar. Ha encontrado además el botón de máximo volumen. Ambos botones estaban en posición de “off” por tiempo indefinido después de haberlos soportado durante días. Ya no la puedo engañar con eso. Sigue construyendo.

¿Y yo? ¿Sigo construyendo? Siempre, siempre en construcción. Quien crea que ha conseguido acabar con las obras en la tarea de hacerse a sí mismo se equivoca. Cuando acabas la reforma del baño está para empezar la de la cocina o se impone una ampliación de la terraza. Si crees que has acabado con las obras en ti mismo, si crees que ya te has hecho y no estás en construcción….entonces….amenazas derribo. Porque somos seres en construcción, siempre imperfectos y siempre inacabados. Proyectos esbozados en papel necesitados de constante revisión. Y a veces, algunas pocas veces en la vida, nos toca derribar, cimentar y empezar a construir de nuevo.

Te aconsejo que te revises. Si crees que en ti se han acabado las obras, revísate. Mira si hay grietas tras alguna puerta, asómate a tu cuarto oscuro y pon un punto de luz, revisa los cimientos, comprueba las cañerías del agua. Seguro que hay algo que necesita reforma, y si no lo ves, si no aciertas a encontrarlo, entonces amigo………. amenazas derribo en lo humano.

Posted in Inclasificables | Leave a Comment »

Crónica del Viaje a mi Esencia. Segunda Etapa. Episodio VI.

Posted by almaencueros en 14 agosto 2012

Podría empezar pidiendo perdón a mis abnegados lectores por haberme pasado casi un año sin escribir, pero es casi seguro que no quedan lectores. Constato, sin ninguna consternación, que hace mucho que no escribo.

El viaje al encuentro de mi propio ser sigue. Ya he entendido que es tan largo como la propia vida y tan retorcido como escurridizo el sentido de la existencia. Héme aquí, una vez más, diciéndome a mí mismo que la apuesta por la verdad desnuda y el alma en cueros es la única opción posible si de vivir en libertad y a flor de piel se trata. Es la verdad sobre los demás, y sobre uno mismo, sobre todo sobre uno mismo, la única arma efectiva para enfrentarse al dragón de las siete cabezas que puede ser la hipocresía, el aparentar y el bienquedar.Pero también me digo a mí mismo que a veces la verdad no me ha ayudado. Quizá porque no todos están dispuestos a aceptar la verdad sobre todo cuando la verdad es el reconocimiento de la propia estupidez, inutilidad o enajenación mental.

Todo esto a causa de uno de los episodios más desagradables, sino el que más, que me han sucedido en el ámbito profesional. Un episodio sucedido a finales de junio que me impidió dormir de modo normal durante algunas semanas y que todavía me impide conciliar adecuadamente el sueño en algunas noches. Un ejercicio de falseamiento de la verdad, de enrevesamiento de los hechos, de mezquindad supina que pretendía pagar en mi carne la propia incompetencia en unos o la enajenación mental en otros. Fui testigo y víctima de una persecución viperina trufada de mentiras, medias verdades y datos tergiversados. Pero no fue eso lo peor, sino lo auténticamente doloroso fue comprobar que no había defensa posible. A cada andanada de malicia y estupidez respondía yo con los cañonazos de la verdad contrastada en datos y hechos. Pero la fuerza de la suposición interesada, del murmullo resabiado, en boca de los que no están dispuestos a aceptar otra verdad que la propia manipulada, eran destructivos. Hube pues de replegar velas, agazaparme y ofrecer como contra-ataque la más humilde de mis sonrisas y las más diligente de mis actitudes. Y, aun sabiendo que los golpes se fundaban en el error y en el rencor, decidí tomar por ciertas esas suposiciones e iniciar un profundo proceso de reflexión sobre mi práctica profesional en el cual todavía sigo y en el cual estoy muy esperanzado al ver como amanecen brillantes frutos. La malicia ajena vertida con desprecio puede, si se la sabe interiorizar, llevarnos a acertadas conclusiones sobre nosotros mismos. En definitiva, no llego al grado de inmolación de agradecer a mis verdugos su ruin comportamiento, pero en lugar de hundirme me han ayudado a crecer.

También he descubierto quién sí y quién no. Quién sí me aprecia y quién no lo hace. Bendita última semana de junio que tantos frutos está dando en mí. Gracias a aquellos que sí me quieren y que dan la cara por mí aún a riesgo de que se la partan alguna vez.  Gracias a esos compañeros, sobre todo compañeras, que me vieron llegar como un chiquillo hace diez años y me tomaron en serio desde el principio. Espero poder responder adecuadamente. A los aliados del alma en cueros: gracias. Para ellos un bonito vídeo de una bellísima canción.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | 1 Comment »

Crónica del Viaje a mi esencia. Segunda etapa. Episodio V.

Posted by almaencueros en 18 septiembre 2011

Al final la cigüeña recuperó su norte y justo una semana después de mi último post, un nuevo tripulante, en condición de grumete, vino a instalarse en nuestro barco. Son ya más de cinco meses los que navegamos juntos los tres sin novedades significativas.

La travesía que empezó un día como necesidad catártica, que continuó como experiencia vital, es ahora, de nuevo, necesidad necesaria, si me permitís la expresión.Este viaje que era a mi esencia, y, que de algún modo, sigue teniendo ese destino, es también ahora el viaje para la realización de un proyecto. El grumete que se ha montado en nuestro barco es sólo un proyecto de marino al que habrá que enseñar a leer las coordenadas de las cartas de navegación, a distinguir los buenos de los malos vientos, las débiles brisas de los alisios. Habrá que enseñarle a diseccionar el firmamento nocturno y encontrar allí el rumbo que quiera trazar. Hasta el día en que, en cualquier puerto, abandone nuestro maltrecho barco y se agencie el suyo para navegar en solitario.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

La cigüeña ha estropeado su GPS

Posted by almaencueros en 8 abril 2011

Llevo 2 semanas, 14 días, 98 horas… esperando y desesperando. Entiendo que estas cosas son como son, que no todo se puede calcular matemáticamente, que las cosas buenas se hacen esperar, y…. toda la retahila que querais añadir de topicazos sobre la cuestión, pero, lo cierto, es que mis terminaciones nerviosas están especialmente excitadas, mi ánimo estropeado, mi salud medio quebrada, mi cordura desatada. Sólo se me ocurre que la cigüeña haya estropeado su GPS. Seguro que la cigüeña se ha montado en esto de las nuevas tecnologías, ha atrofiado su particular instinto de orientación, y confiada a los nuevos cacharritos que nos solucionan la vida, se ha comprado un tomtom que se le ha estropeado y lleva dos semanas buscando mi casa con mi hija en su bolsa sin encontrarnos. A ti “Madame la Cigogne”, (viene de París, ¿no?), si tu GPS no funciona como debe, dale una patada, recupera tu instinto y preséntate en destino, que los destinatarios del paquete que te cuelga del pico andan bastante desnortados, atolondrados, medio-esquizofrénicos, algo paranoicos, angustiados, especialmente excitados, con los nervios no ya a flor de piel, sino sobre la misma directamente instalados. A ti, “Madame la Cigogne” hazme, haznos y hazte el favor de presentarte ya que mi supervivencia anímica depende de que encuentres el rumbo a la mayor brevedad posible. Pero venid rápido aunque serena, firme y sin tropiezos. Esquivad, si los hubiere, los árboles del camino, no os entretengais con las parlanchinas urracas que os quisieran demorar con su inextricable perorata vacía, no querais acercaros al sol cual Ícaro trasnochado y trasnochador. Llegad firme, segura, como debeis y sabeis, y, os lo ruego, llegad ya.

Posted in Inclasificables | Leave a Comment »

Crónica del Viaje a mi Esencia. Segunda etapa. Episodio IV.

Posted by almaencueros en 2 febrero 2011

En el viaje que emprendí hacia mí mismo y que, en más de 2 años de trayecto, me ha llevado a encontrarme con otros, antiguos y nuevos, y, que por añadidura, me ha hecho encontrar al otro en mí, para mí, conmigo…… En ese viaje sinuoso de destino definido pero rumbo incierto, un nuevo “otro”, otro “alter”, inesperado, impensable al inicio del camino, está a punto de aparecer. De todos los “otros” (aquellos que no son yo) con los que me he ido encontrando en la travesía hacia mi esencia, éste que está por aparecer es el más desconocido de todos. Antes de conocerlo ya lo siento pegado a mí. Antes de que sea ya lo sueño en mil maneras. Antes de empezar a ser proyecto ya hay diseños sobre él. Pero antes que todo ya lo amoy empiezo a entender que mi viaje habrá de variar su rumbo manteniéndolo al tiempo, porque ese “otro” al que ya espero habrá de hacer variar mi esencia de modo tan esencial que siendo el mismo ya no lo será. Y es que desde pronto, lo que fue mi vida convertida en travesía existencial compartida, será más compartida todavía. Nuestra vida emepezará a ser más “suya”, y en esencia, mi esencia variará. Y es así que manteniendo el destino, el rumbo, necesariamente, habrá de variar.

Un nuevo cuerpo celeste está próximo a aparecer en este pequeño universo. Lo definiría como un pequeño satélite orbitando alrededor de nuestro pequeño planeta lila-azul, pero creo que más que un satélite será un nuevo elemento llegado directamente al planeta, cual meteórito, pero con la intención de integrarse en la estructura vital del mismo. Un nuevo elemento que vendrá a añadir el verde claro de la hierba fresca que en su nombre lleva.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | 2 Comments »

Crónica del Viaje a mi esencia. Segunda etapa. Episodio III.

Posted by almaencueros en 12 octubre 2010

Es, sin duda, la pereza, uno de mis más graves delitos intelectuales, y más concretamente la ausencia de voluntad para obligarme a escribir y crear sin esperar la presencia siempre caprichosa de la inspiración. llevo días, semanas, esperando a que algún golpe de viento me traiga las palabras exactas, suficientemente brillantes y no demasiado pedantes, para arrancar esta entrada. Bueno, pues, aun no ha girado el viento en el sentido que esperaba. Ha sido mi conciencia, en ocasiones presente y comprometida, la que me ha puesto frente al teclado a cumplir con la obligación de empezar a narrar este episodio tercero.

Ésta es la transcripción del sms que hace poco más de un mes envié a mis más cercanos amigos, a aquellos que llamo estrellitas:

“Si el predictor se tiñe de rosa,

y dos rayitas son testigo,

es que bajo el ombligo

de mi esposa,

una nueva vida se gesta,

nuestro corazón está en fiesta,

porque somos elegidos

para un nuevo ser dar abrigo.

Y aunque la prudencia

obligue aún al silencio,

como cño no os cuento

que empezamos a ser tres.”

Efectivamente, tras releerlo unas cuantas veces llego exactamente a la misma conclusión que tú, querido lector, …. ¡Hay que ser pedante y ñoño!

Bueno, pero esa es la manera en la que anuncié que en este barco con dos tripulantes que son a la vez capitanes y marineros, estaba a punto de embarcarse un nuevo marinero. Alguien a quien enseñar las leyes de la navegación. Alguien a quien guiar a través del complejo arte de orientarse en este poroceloso océano de la vida. Alguien a  quien mostrar las verdades aprendidas y los errores cometidos. Y todo eso cuando aun no sé si sé navegar solo. Cuando aun no sé si soy capaz de gobernar esta nave sin destrozar la quilla ni hundirla.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

20.000 visitas de viaje internáutico.

Posted by almaencueros en 4 agosto 2010

Permitidme parafrasear a Jules Verne en el título de este post para agradecer a todos los que alguna vez habéis detenido vuestros ojos y vuestro ratón en estas páginas virtuales. Gracias por las 20.000 visitas. Sigue sorprendiéndome cada día la cantidad de visitas que aparecen. Y, aunque, empiezo a entender un poco como funciona el recuento de visitas y probablemente, muchas no lo son realmente, sino simplemente llamadas de buscadores, me alegra regocijarme en la idea de que muchas personas han leído estas reflexiones a vuela pluma.

En agradecimiento a todos los ojos que se han detenido en este pequeño espacio confesionario de mi viaje y a las almas que sueñan tras ellos, os dejo una de las canciones que sirvieron para la exégesis personal que inicié con este viaje. “A contratiempo” de Revólver.

GRACIAS

Posted in Inclasificables | Leave a Comment »

Crónica del Viaje a mi esencia. Segunda etapa. Episodio II.

Posted by almaencueros en 4 agosto 2010

La inconsistencia de mi voluntad, la siempre recurrente pereza, la sequedad de ideas,o la vertiginosidad de los acontecimientos y de los “urgentes” a los que acudir, podrían ser las consabidas excusas con las que podría empezar mi retrasadísimo informe de ruta, pero, me prometí ser sincero, así que la excusa, o en este caso sólo explicación de la tardanza en escribir este episodio II es…. simplemente que no he querido. Lo he intentado unas cuantas veces, y aún ahora, con ya algunas líneas escritas sin decir nada, todavía no sé si ésta será la buena. Por si lo fuera… allá va.

El viaje continua sin atender demasiado a rumbos prefijados. Cada día el rumbo ha de trazarse sobre la marcha, y yo me veo con cierta desazón, rompiendo cartas de navegación y dibujando otras nuevas. En algún momento aprenderé que las cartas de navegación de este viaje no están dibujadas, pero parece que aun me cuesta. Mi espíritu calculador y razonador me impone ciertos parámetros que parecen complicar un poco la navegación. Mis instrumentos, en ocasiones, parecen no funcionar adecuadamente y tras recalibrarlos con nuevas coordenadas, vuelven de nuevo a no querer funcionar como se les supone debieran. A pesar de que todo esto podría ser descorazonador, no lo es en absoluto, sino que tras cada momento de turbación, la comprensión de que hay que reescribir las rutas y redibujar los mapas con coordenadas nuevas y no dando por supuesto ninguno de los pilares de la geometría espacial aprendidos, se abre un nuevo horizonte que invita al optimismo.

La volunta de continuar con el corazón desnudo y el alma en cueros, sí es firme. En ocasiones vicios atávicos pretenden atarme, pero las pupilas que me contemplan, en ocasiones con delicadeza, y otras bastantes, con la dureza necesaria, me ponen ante mí para descubrir y reconocer esas lianas estúpidas que vuelvo a romper y desatar. Sigo tumbando muros de vergüenzas e insensateces, pero, la fuerza de la costumbre hace que ya no los vea como tales. Aunque todo cambia, todo sigue igual, y en este caso, es una auténtica bendición.

Por otro lado constato que me hago mayor, y no digo que me hago viejo, que también, (inevitable ley biológica). Digo que me hago mayor, como el niño que dice que quiere ser mayor. Pues eso, me hago mayor, voy dejando al niño intentando no perder en el camino la inocencia, ingenuidad y capacidad de sorpresa del niño que sigue habitando en mí.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

La mentira y sus efectos medioambientales

Posted by almaencueros en 27 abril 2010

En esos frecuentes y breves desplazamientos en coche que debo afrontar cada día para intentar acudir puntualmente a mis numerosas obligaciones, , hallo, en el recinto estanco de mi vehículo, el santuario idóneo para las reflexiones más peregrinas. Ayer una idea me vino a la cabeza, que, por lo alocada y estúpida que parecía, me mereció la pena dedicarle un ratito.

Se me ocurrió pensar que si las personas no mintiéramos jamás, si nuestra palabra fuese siempr perdurable, si cada “sí” fuese siempre y contra todo un “sí”, si cada “no” fuera invariable, podríamos confiar ciegamente y sin rastro de duda en la palabra dada o el testimonio oral de cada uno. Si esto fuese así, si la palabra o testimonio de cada cual fuese tan permanente e inmutable como inscri`pción grabada en piedraa fuerza de martillo y cincel,… ¿hemos pensado la cantidad de papel que podríamos ahorrar?. No serían necesarios contratos, nóminas, expedientes, recibos, facturas, albaranes, notas de entrega, correos certificados, tiquets de compra, registros de facturación, declaraciones de la renta, extractos bancarios, hipotecas, etc. Bastaría con la palabra dada. Sería un ahorro brutal de papel, y, en consecuencia, una reducción exponencial de la contaminación producida por las industrias papeleras y la desertización ocasionada por la tala de árboles para la producción de papel.

Reivindico la cultura de la verdad, del compromiso en la palabra entregada, como una nueva vía ecológica.

Quizá la cultura del contrato y el recibo, la cultura del papel, de la letra impresa y de la firma, nació desde la desconfianza en la palabra ajena. Quizá sea la cultura que acusa preventivamente al otro de mentir. Quizá una auténtica restauración de la confianza entre los hombres, amén de restauración ecológica, pase precisamente por el compromiso de mantener la palabra y la fidelidad a la verdad.

Posted in Reflexiones pedestres | Leave a Comment »

Crónicas del viaje a mi esencia. Segunda etapa. Episodio I.

Posted by almaencueros en 27 marzo 2010

La pereza, la vertiginosa actividad que, a mi pesar, me devora, y, fundamentalmente, la implicación anímico-existencial en los últimos acontecimientos vividos, me han impedido mantener actualizada la aventura con el alma en cueros. Pido perdón, si es que alguien se sintió molesto por no haber escrito con más regularidad. Vuelvo con ánimo de redención y compromiso de permanencia. Traigo compuesta la voluntad de mantener abierto este escaparate de mis desventuras y púlpito de mis reflexiones pedestres. Pero, al mismo tiempo, y queriendo ser siempre honesto, diré que, en mi caso, las voluntades decididas fueron casi siempre inconsistentes y los propósitos a largo plazo se me agotaron al instante siguiente. Así es que tampoco cabrá poner excesiva esperanza en que mantenga una actualización regular de mis estupideces, no sea que me venzan las prisas, la pereza, el desafecto o  la incompetencia.

Desde el último post han pasado varias semanas y muchos acontecimientos. Ya, definitiva y legalmente, mi viaje es a dos y ya no es por tanto mío sino nuestro. Las cartas de navegación no las leo yo sólo y no guardo en mi bolsillo la brújula. De todo lo sucedido en el último mes no voy a escribir; prefiero, y disculpadme por ello, guardarlo como recuerdo compartido en la intimidad del tálamo. Sigo desnudo en lo existencial, pero mi desnudez más rotunda la reservo para mi compañera de aventura. Sigo a la búsqueda de mi esencia, pero ahora alumbramos con dos candiles la búsqueda diogénica de nuestras esencias. Yo la busco en la suya y ella en la mía, yo la encuentro en ella y ella en mí. Misterio insondable de la naturaleza humana. Misterio que hace crujir los fundamentos del individualismo salvaje contemporáneo reivindicando, que quizá, el hombre no es, sino que es para los otros. Pues su esencia no la halla en sí, sino en el otro, la realización de su naturaleza se hace realidad en su reflejo en los ojos del otro. Es la laguna como espejo de la profundidad del otro la que me  muestra a mí en mi esencia. La insondabilidad del mar de la pupila enfrentada a la mía es la que me devuelve lo más escondido en mí: mi propia esencia inasequible e inasible para mi propia introspección.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | 1 Comment »

Sesenta y seis semanas desnudo -5 días antes-

Posted by almaencueros en 9 febrero 2010

En el recuento semanal de la aventura de desnudez esencial y experiencial, alcanzamos hoy la sexuagésimo sexta semana. El viaje hacia mi esencia, sigue y seguirá por más que dure mi existencia. Desentrañar el epicentro de lo que soy para llegar al dicernimiento de lo que me hizo ser, es un camino para toda una vida.

Es extraño lo costoso y complejo que puede ser recuperar la esencia perdida de la infancia. Así somos quizá. Nos pasamos buena parte de nuestra vida intentando derruir las construcciones erradas que hicimos en nosotros mismos. Necesitamos tiempo y serenidad para permitir que nuestros errores no ensombrezcan ni oculten la esencia con que nos concibieron y parieron. Hay una gran verdad en aquello de ser como niños.

Lo cierto es que alcanzo en pocos días un puerto crucial en mi viaje existencial. A partir del sábado, aunque en el fondo quizá haga ya más tiempo, vincularé definitivamente mi existencia, mi peregrinaje por este mundo, a otra existencia. Uniremos caminos y destinos para configurar una única aventura, un nuevo libro con páginas blancas que escribir, si es posible, con tinta lila y azul.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »