Alma en Cueros

Archive for 17/12/08

Revolviendo versos eneasílabos

Posted by almaencueros en 17 diciembre 2008

corazonHoy vuelve, torpe, niña, ridícula, a mi vida la poesía. Hoy me atrevo a escribir estos versos desiertos de talento, pero repletos de vida:

Me abres la brecha del corazón

con solo una mirada.

Tus palabras corteses,

como una espada,

mis propósitos de alejarte

se rompen y quiebran

ante tu educado modo

de hacerme sentirte lejos y cerca.

Y el frío que me atenaza

cuatro días por semana

y me convence

con certezas razonables.

Ese frío,

lo caldeas, lo extingues

con tan sólo un par de palabras.

Y consigues doblar mi voluntad

y arañar mis endurecidas entrañas

y hacerme mostrar quien no soy,

quien no quiero,

por el miedo a no ser quien no puedo.

Posted in Poemario Inconsistente | 4 Comments »

Acumulando sensaciones

Posted by almaencueros en 17 diciembre 2008

barco6Hoy ha sido un día extraño. Lo inicié colgado de mi pesimismo esencial cabalgando sobre mi derrotismo y frustración innatos. A la mitad del mismo se me pinchó el globo de mis tristezas y pesares y acaricié por algunos instantes alguna cosa semejante a una verdad agradable. En la tarde se produjo un pequeño milagro, y ahora, cuando escribo, no sé si por el frío, el cansancio, el sueño o ese abatimiento que disfrazo de realismo y prudencia, vuelvo a mi esencia esencialmente negativa.

Mi viaje hacia la verdad que se esconde en mi ropaje de humanidad llega hoy a una etapa difícil. Sigo sin saber muy bien hacia qué puerto dirigir el rumbo. Llevo semanas con el sextante estropeado y las cartas de navegación emborronadas. La estrella polar se me esconde juguetona sin permitirme trazar ninguna línea medianamente segura que guíe mi navegación. Me siento como Ulises en busca de Ítaca. Un momento……

Quizá sean los cantos de las sirenas que me conducen a mi destrucción los que escucho últimamente. Quizá abandonar la temeridad y recuperar certezas aburridas, desgastadas y sosas, sean los cantos de las sirenas que me atraen hacia orillas antiguas que no son las de la Ítaca que busco. Quizá mi coraza de racionalidad y miedo disfrazado de prudencia esté de nuevo opacando la luz de mi estrenada temeridad y arrojo emocional. Quizá sufrir sea menos estúpido que sufrir por miedo a sufrir. Quizá sea el momento de confiar un poquito más en lo que jamás tuve: suerte. Quizá sea el momento de volar cerca del sol con la temeridad de Ícaro, sin miedo a que la cera se deshaga y se rompan mis alas. Quizá las sirenas de la razón van volviéndome a rondar con sus certezas y cálculos y yo vuelvo a escucharlas como siempre. Quizá sea el momento de hacer lo que quiero y no lo que debo; el momento de abandonar los cálculos y las quimeras y volver a exponerlo todo.

Quizá…..

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »