Alma en Cueros

Archive for 4/01/09

9 semanas desnudo

Posted by almaencueros en 4 enero 2009

barco6Hoy se cumplen mis primeras 9 semanas con el alma en cueros. Como en semanas anteriores, no hay gran cosa que aportar.

Lo que sí he ido ganando en este tiempo de desnudez es una libertad inmensa que antes no tenía y a la que no estoy dispuesto a renunciar. Los que me conocen y los que me empiezan a conocer encuentran en mí al ser humano transparente que deseaba ser. De momento, ni el lodo del camino recorrido me va ensuciando el nuevo ropaje de piel desnuda, ni las apariciones fantasmagóricas van quebrando mi ánimo, ni la incertidumbre de las respuestas inexistentes hacen zozobrar mi ser. Me mantengo aceptablemente firme en mi convicción de vivir sin secretos innecesarios y voy luchando contra mi razón para que no domine en exceso mi actuar ordinario.

Hace unas cuantas semanas me propuse resolver una duda y digerir un nuevo fracaso. No fue en esa semana, pero hoy puedo decir que la duda está resuelta (gracias a mi comprensión de la verdad escondida en los silencios) y el fracaso se va digiriendo (gracias a que el tiempo avanza inexorable y la celeridad de la realidad vivida no permite anclajes pasados).

Anoche se cumplieron 9 semanas desde que guardé mi corazón en los bolsillos de una gabardina ajena. Y hoy, resuelta la duda y digerido el fracaso, lo rescato de esos bolsillos porque me va haciendo falta tenerlo entre pecho y espalda por si lo necesito.

Del modo más inhabitual, en la última semana, se me han revelado verdades ocultas que desconocía. No me reconozco en aquel que fui antes de mi aventura. Nuevas islas, no tan inhóspitas como las visitadas hasta ahora, han visto como se detenía allí mi barco en mi camino hacia la Ítaca que anhelo. Poseidón debe estar de vacaciones o me concede una tregua. O quizá, la resolución de mi voluntad de no abandonar el navío en mitad del oleaje embravecido, va venciendo a las sirenas, al cíclope Polifemo y a los demás monstruos.  Pero también es cierto que en los últimos días he aprendido que no todas las sirenas parecen buscar mi destrucción.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »