Alma en Cueros

Archive for 29 marzo 2009

Veintiuna semanas desnudo

Posted by almaencueros en 29 marzo 2009

barco6Me vais a permitir que convierta esta post “obligatorio” semanal, además de en el recuento de rigor (21 semanas en cueros) en un pequeño memorándum, homenaje y agradecimiento.

Lejos, muy lejos quedan los días en que mis estrellitas recogieron mis huesos del suelo y se empeñaron, con pegamento de cariño y comprensión, en reconstruirme. Lejos, muy lejos quedan los días en que mis estrellitas empezaron a brillar con una luz esplendorosa y se empeñaron en no permitirme morir. Lejos, muy lejos quedan los días en que etiquetábamos, entre risas e ilusiones, cada nuevo plan en orden alfabético. Lejos, muy lejos quedan los días en que un salón, una cocina, un balcón, eran los santuarios de mi desconcierto, los testigos de la narración de mis infortunios. Lejos, muy lejos quedan los días en que los rayitos de luz de mis estrellitas me permitían no ver del todo oscurecido mi universo…..

Y, lejos, y a la vez cerca, muy cerca, están los tiempos en que mis estrellitas siguen brillando. Cerca, muy cerca están los tiempos en que se empeñan con denuedo y simplicidad en despejar mis dudas, en resolver mis tontas preocupaciones, en hacer fácil lo que pensaba difícil mi mente exageradamente racional. Cerca, muy cerca están los tiempo en que construyen conmigo un futuro, en que cosen aplicadamente los jirones y retales de mis mundos inconexos creando una nueva tela solidaria y consistente. Cerca, muy cerca están los tiempos en los que ya no sé vivir sin esas estrellas. Gracias, muchas gracias. Sólo deseo ser siempre digno del cariño que derramais sobre mí, y ser capaz de devolvéroslo si advierto que lo necesitais.

En otro orden de cosas, esta semana he vuelto a la rutina asfixiante de mis obligaciones. He tenido que priorizar algunas cosas y desatender algunos compromisos. Intentaré recuperarlos esta nueva semana. Y en esta semana, he comprobado que, definitivamente, el viaje iniciado hace 21 semanas tiene algún destino y que ya, sin remedio, es imposible volverse atrás. Y hoy, cómo no, llueve.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

Veinte semanas desnudo

Posted by almaencueros en 22 marzo 2009

barco6En el recuento semanal de desnudez emocional, cumplo hoy la vigésima semana.

Quedan ya muy atrás las semanas de zozobra y desconcierto. En esta semana se tumbaron nuevos muros, se construyeron pilares sólidos, se espantaron miedos, se sanaron heridas. Ha sido una semana intensa, pero vivida con pausa. Ha sido una semana distinta, pero regada de normalidad. Ha sido una semana inolvidable.

He aprendido nuevas cosas sobre mí en los 7 días que jalonan la semana. Llevo ya varias semanas detenido en el mismo puerto, y, aunque ayer, durantes unas décimas de segundo, pensé en la posibilidad de levar anclas y poner rumbo a lo desconocido, tengo claro que de este puerto no me muevo. En la isla en la que he atracado creo que me quedo.

Quizá el viaje haya concluido, o al menos, creo que lo ha hecho en los términos que lo motivaron, pero es posible que el viaje continúe indefinidamente, porque, aunque unos ojos me revelan mi esencia, es posible que aun me quede algo de mí mismo por reconocer. Veremos.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

Muros rotos, paredes caídas

Posted by almaencueros en 21 marzo 2009

piedrasHace algunos días escribía, subido en el caballo de mi valentía desonocida, que si me dabais una maza tumbaba cualquier muro. Hace unos días pensaba que era yo el que andaba, como brigada de derribos, tumbando laas paredes de mis miedos. Hace unos días pensaba conocer mis murallas y me creía, ingenuo como soy en fin, que sería capaz de ir tumbándolos de uno en uno o incluso a pares.

Hoy he hecho un descubrimiento desconcertante. Aun no soy capaz de decir cómo me siento, y antes de escribirlo en una libreta roja o amarilla, que en el fondo da igual el color, necesito contarlo.

Hoy me tumbaron un muro. Hoy, alguien, con una sola mirada, con una comprensión imposible en este mundo de egoístas y ombligocentrados, sin necesidad de maza, sin violencia, casi sin pretenderlo, me dejó definitivamente en cueros. Y yo que creía que andaba como caballero andante liberando mis estrecheces y miserias, y fue alguien quien me reveló a mí mismo. Fueron unos ojos pacíficos y tranquilos, fue una voz serena pero firme, la que me dejó definitivamente desnudo ante mí mismo. Y, aunque tuve unas ganas inmensas de echar a correr, y en ello, dar al traste con la esencia de mi imprudente aventura, pues eso, aunque casi salgo disparado huyendo de mí mismo, esos ojos, como un imán, me retuvieron lo suficiente para mirarme a mí mismo sin escándalo, sin vergüenza, sin miedo.

Ahora, mientras escribo de modo inconexo, a impulsos de corazón, con mi alma sangrando a borbotones, siento un precipicio a mis pies. Mi imprudencia emocional me ha traído hasta aquí. Y ahora, o salto fiándome en esos ojos, o echo a correr. Creo saber qué hacer, pero dejaré que llegue el reposo a mi ser.

Posted in Inclasificables | Leave a Comment »

Diecinueve semanas desnudo

Posted by almaencueros en 15 marzo 2009

barco6Va pasando el tiempo y alcanzamos la decimonovena semana en cueros. El corazón sigue resfriado, la nariz también, pero para ambas cosas encontré o me encontraron una medicina fabulosa.

La pasada ha sido una semana intensa. He recuperado el frenesí en mi rutina diaria, los días han transcurrido de modo acelerado, las diversas ocupaciones han absorvido mi tiempo, pero llegué al final de la misma habiendo cumplido con todos y cada uno de los objetivos propuestos, habiendo logrado realizar todo cuanto debía. También encontré tiempo, un poco, para lo que quería. Y la semana echa el telón de un modo fantástico.

Hoy me volví a atrever, bueno, realmente no me atreví, sucedió de modo absolutamente natural, a romper nuevas barreras, escribir nuevos guiones, salir de antiguas trincheras. Hoy junté durante un instante casi todo mi universo en el mismo lugar, y todos los astros que lo conforman, bailaron al compás, sin perder el ritmo, creando nuevos pasos de baile. Hoy me siento agradecido, infinitamente agradecido, porque no merezco tanto bien como me sucede. Hoy entiendo, un poquito más, que el sufrimiento previo al inicio de esta aventura en cueros, era absolutamente necesario para alcanzar la felicidad de hoy. Hoy descubro que la voluntad de mantener fijo el rumbo en medio de las tormentas, no me ha llevado a ningún lado, me ha devuelto a mí mismo. Y en mí mismo me he encontrado con cosas nuevas, bellísimas y espero que eternas.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

Merodeadores de obras

Posted by almaencueros en 13 marzo 2009

casco1En mi perenne condición de observador de la cotidianeidad, he descubierto nuevos afectados por esta crisis económica. La crisis afecta especialmente al sector de la construcción, directamente a los empleados en la misma, e indirectamente a otros profesionales que viven de ella: electricistas, fontaneros, cristaleros, fabricantes de muebles, vendedores de electrodomésticos, modistas de cortinas, …. Pero hay otros daminificados, los que yo llamo “merodeadores de obras”.

Estos son, en su mayoría, hombres jubilados o pensionistas que ocupaban sus horas y días en visitar puntualmente las obras de su barrio. Disfrutaban viendo como las mismas avanzaban de día en día, observando el trabajo de los albañiles, deleitándose con la danza sincrónica de la grúa y el montacargas, degustando suavemente el ritmo de los trabajadores, y, permitiéndose el lujo, sólo accesible a los contempladores no implicados en la actividad, de sugerir cómo deberían levantar tal pared o colocar tal ladrillo. Se asombraban comprobando la pericia de los empleados, descubriendo las nuevas técnicas de construcción, resolviendo en su cabeza el método que se usaría para solucionar tal o cual problema estructural. Recordaban sus tiempos y se enfadaban con la pereza o dejades de algunos trabajadores observando rotundamente que “la juventud está muy mal” y que “eso antes no pasaba”. Recorrían hace meses, una tras otra las diferentes obras, en peregrinación animada.

Pues estos merodeadores de obras, son hoy también otros grandes damnificados de la crisis. Están también en el paro. La detención de las obras les ha dejado sin trabajo. Han perdido en ello también la alegría. Hoy les he visto, como cada día desde hace meses, en lugar de en alegre discusión y comentario, sentados en un banco del parque, dejando que las horas mueran en sus manos, con expresión triste, sin casi nada que decirse. Y en el sol de esta primavera que empieza a estallar sueñan con que la metáfora del renacimiento que es la primavera, les traiga de nuevo la actividad a sus obras paradas e inconclusas para volver a pasearse por ellas, para volver a ser lo que fueron: merodeadores de obras.

Posted in Inclasificables | Leave a Comment »

Planes inconcretos

Posted by almaencueros en 12 marzo 2009

reloj_de_arena_2Para una mente planificadora y proyectadora como la mía, lo más natural del mundo es organizar mil planes y proyectos, hacer cuadrículas mentales para cada día, situando a qué hora y en qué lugar deben transcurrir mis acciones. Desde siempre he necesitado hacer un plan mental del transcurso de mis días y mis semanas, preveer lo que sucederá y cómo sucederá. Pero, día tras día, semana tras semana, la realidad se impone siempre con sus planes inconcretos desorganizados, y ninguno de mis días transcurre según el guión propuesto por mí.

A pesar de eso, animal de costumbres, sigo planificando y proyectando mis días, en la vana ilusión de que seré capaz de dominar el tiempo y el espacio, e incluso las voluntades y contingencias ajenas y propias, para adecuarlas a mi voluntad metódica. Nunca, nunca, mis programas diarios se cumplieron, y, a fuer de sincero, habré de decir que casi mejor. Casi mejor, porque no puedo quejarme del transcurso de mis días. Mis días transcurren según planes ignotos que solo de modo tangencial coinciden con mis inocentes pretensiones. Pero son días bellos, días que acaban incluso mejor que en mi precaria propuesta de guión.

Aun así, sigo planeando mis días, para dejar, que después, la tozuda realidad organice mis horas y lugares como le plazca, según esos planes inconcretos que esboza en mi vida. Mañana seguiré planificando, seguiré programando, y mañana no será como lo preveo, pero eso no significa que vaya a ser peor que en mis deseos.

Posted in Inclasificables | Leave a Comment »

“Nomen magnum”

Posted by almaencueros en 10 marzo 2009

pluma

A lomos de una necesidad,

una aventura empecé;

de desnudez emocional

roto, mi alma calcé;

en cueros la quise dejar

y a ello me dediqué.

Mi voluntad en ello puse

y en ello el corazón arriesgué;

realicé cuánto me propuse,

ignoré lo que dejé,

a Dios gracias recompuse

mucho más de lo que quebré.

Pero no estaba preparado,

incluso aunque lo intuyera;

encontrar un corazón dorado,

reconocer mi alma gemela,

rozar, sin querer, lo amado

era, tan sólo, quimera,

tanto, que, encontrado

tuve que plegar mis velas,

estancar mi barco varado.

Muchas dudas, en mí, crecieron,

en mi alma se cruzaron,

tantas como quisieron

alcanzar mis torpes manos;

y en unos ojos de cielo,

en una sonrisa, en unos labios,

respiré y me amaron.

Posted in Poemario Inconsistente | Leave a Comment »

Dieciocho semanas desnudo + 1 día

Posted by almaencueros en 9 marzo 2009

barco6En el recuento ordinario de semanas alcanzamos la 18, y debido a mis problemas (ya solucionados) con mi ordenador, le sumamos también un día. No diré que no hay nada nuevo que contar porque siempre lo digo y siempre me alargo.

Definitivamente mi travesía continua con viento en la popa y acompañado en mi viaje. No me pregunteis cómo pero he conseguido que alguien se subiera a mi barco. Ya no navego solo, ni fijo solo el rumbo. No he de leer solo mis cartas de navegación ni fiar mi próximo destino a mi sola comprensión de mis instrumentos de navegación.

Esta semana, además, intuí el peligro de traicionar mi aventura con el alma en cueros, y fui de nuevo valiente para seccionar la yugular del pequeño secreto que amenazaba con torcer mi aventura. Así que sigo con el alma en cueros, tanto o más feliz que la semana pasada, y casi pensando que ya no necesito este espacio.

Y sigo resfriado.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

Si me dais una maza tumbo cualquier muro.

Posted by almaencueros en 6 marzo 2009

barco6En los últimos días estoy teniendo problemas para acceder al blog desde mi ordenador. Supongo que se trata de algún problema con los geniecillos informáticos que aun no he sabido detectar y reparar. Lo he interpretado como una señal para abstenerme de escribir, pero hoy, a esta hora de la tarde, necesito escribir, así que he recurrido a un ordenador público para hacerlo.

Hoy quiero gritar que no hay muro suficientemente consistente que no haya maza capaz de derribar, que no hay alambrada bastante dura que no encuentre tenazas que la corten, que no hay frontera bien dibujada que no se pueda borrar con la goma adecuada. Hoy todos los muros me parecen de papel, todas las alambradas de hilo de coser, todas las fronteras pintadas con tiza en el suelo. Hoy, y esta vez sin lluvia, pero con un viento terrible, me he vuelto a atrever. Hoy he derribado una nueva pared de complejos y miedos. Hoy soy todavía un poquito más libre y, en ello, más feliz.

El pequeño secreto que se había instalado en mí amenazando con hacerse grande lo he asesinado de un golpe certero. Lamento el infanticidio de secretos, pero era necesario no dejarlo crecer demasiado, porque la experiencia me dice que cuando crecen se hacen fuertes como titanes mitológicos, y yo, de naturaleza débil y enclenque, acabo rehuyendo la confrontación y dejándoles ganar. Esta vez he sido más listo, y sin fiarme de la inocencia aparente del pequeño secreto, lo he degollado inmisericórdemente, mirándolo a los ojos y sin compasión.  Seguimos con el alma en cueros, y que dure, porque hoy, si me dais una maza tumbo cualquier muro.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | 1 Comment »

Diecisiete semanas desnudo

Posted by almaencueros en 1 marzo 2009

barco6Un nuevo recuento semanal, el decimoséptimo. Esta semana tengo dudas sobre si escribir o no. Quizá Ítaca ya no aparece en el horizonte, quizá he fondeado ya en su puerto. Quizá el viaje ha concluido o quizá el viaje es realmente ahora cuando empieza. Quizá ya no necesito un barco o quizá necesito uno más grande. En cualquier caso, porque sé que alguien querrá leerlo, aquí van mis “diecisiete semanas desnudo”.

Esta semana volvió a llover, y como ya sabeis, cada vez que llueve me atrevo. Esta semana me decidí a detener mi barco enclenque y débil en una isla bella. El breve espacio de tiempo en que pisé tierra fue enormemente gratificante. Fui acogido por su único habitante de un modo inmensamente acogedor y en esa isla sentí, por primera vez, que quizá no merecía la pena continuar el viaje, que quizá valía la pena fondear definitivamente en aquella isla. Pero me di cuenta de que el viaje debía continuar, porque el viaje es mi vida, y ésta está por vivir. Invité al habitante a que subiera a mi embarcación y aceptó y ahora mi viaje ya no es en solitario.

Esta semana he crecido como ninguna otra. Acepto mi torpeza, mis miedos, mis dudas. Acepto mi naturaleza esencialmente racional y disfruto de mis jirones emocionales. He aceptado serenamente el pasado y hoy sí, espero que definitivamente, guardo en un viejo cajón viejas experiencias y emociones. Hoy es sin duda un buen día para empezar, como probablemente lo son todos, porque quizá cada día hay que empezar, no dar nada por sentado ni eterno y volver a arriesgar en cada retal de vida, y hacerlo todo nuevo, y reconstruirse y rehacerse a cada instante no aceptando como definitivo nada en cada uno de nosotros. Hoy es un día para empujar, para cargarse la mochila al hombro, atarse con firmeza las zapatillas, ponerse la gorra y caminar bajo el sol. Simplemente, hoy, como cada día, es un buen día para empezar.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | 6 Comments »