Alma en Cueros

Archive for 29/03/09

Veintiuna semanas desnudo

Posted by almaencueros en 29 marzo 2009

barco6Me vais a permitir que convierta esta post “obligatorio” semanal, además de en el recuento de rigor (21 semanas en cueros) en un pequeño memorándum, homenaje y agradecimiento.

Lejos, muy lejos quedan los días en que mis estrellitas recogieron mis huesos del suelo y se empeñaron, con pegamento de cariño y comprensión, en reconstruirme. Lejos, muy lejos quedan los días en que mis estrellitas empezaron a brillar con una luz esplendorosa y se empeñaron en no permitirme morir. Lejos, muy lejos quedan los días en que etiquetábamos, entre risas e ilusiones, cada nuevo plan en orden alfabético. Lejos, muy lejos quedan los días en que un salón, una cocina, un balcón, eran los santuarios de mi desconcierto, los testigos de la narración de mis infortunios. Lejos, muy lejos quedan los días en que los rayitos de luz de mis estrellitas me permitían no ver del todo oscurecido mi universo…..

Y, lejos, y a la vez cerca, muy cerca, están los tiempos en que mis estrellitas siguen brillando. Cerca, muy cerca están los tiempos en que se empeñan con denuedo y simplicidad en despejar mis dudas, en resolver mis tontas preocupaciones, en hacer fácil lo que pensaba difícil mi mente exageradamente racional. Cerca, muy cerca están los tiempo en que construyen conmigo un futuro, en que cosen aplicadamente los jirones y retales de mis mundos inconexos creando una nueva tela solidaria y consistente. Cerca, muy cerca están los tiempos en los que ya no sé vivir sin esas estrellas. Gracias, muchas gracias. Sólo deseo ser siempre digno del cariño que derramais sobre mí, y ser capaz de devolvéroslo si advierto que lo necesitais.

En otro orden de cosas, esta semana he vuelto a la rutina asfixiante de mis obligaciones. He tenido que priorizar algunas cosas y desatender algunos compromisos. Intentaré recuperarlos esta nueva semana. Y en esta semana, he comprobado que, definitivamente, el viaje iniciado hace 21 semanas tiene algún destino y que ya, sin remedio, es imposible volverse atrás. Y hoy, cómo no, llueve.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »