Alma en Cueros

Veintiocho semanas desnudo -11 semanas “a dos”-

Posted by almaencueros en 20 mayo 2009

barco6Con cierto retraso, pero ya son 28 las semanas de desnudez emocional. Son ya 28 las semanas del viaje a mi esencia. Las aguas siguen calmadas, o quizá no, pero las marejadas me parecen tan tenues y livianas que es como si no existiesen.

Hace ya muchas semanas que no lucho contra minotauros ni cíclopes. Hace muchas semanas que no necesito atreverme, bien porque el atrevimiento se ha instalado en mi ser, bien porque no es necesario. El viaje transcurre plácido e inmutable en sus coordenadas más generales.

En esta semana he vuelto a aprender que no puedo con todo, o al menos, que no puedo solo con todo. Aun así, voy pudiendo, quizá no en los términos que calculaba, pero sí de un modo adecuado. Esta semana me dejé ayudar, haciendo aún un poco más real el viaje “a dos”. Esta semana maduré un poco más, y me agoté muchísimo. Esta semana quizá puedo exclamar: “Yes, I can, but not alone.”

Esta semana volvieron algunas apariciones ectoplásmicas difusas. Reaparecieron como espectros ancestrales cubiertos por un velo tenebroso, polvoriento, casposo, ridículo. Ya hace tiempo que dejé de temer a los fantasmas. Ya hace tiempo que sus apariciones fugaces e inesperadas dejaron de importunarme. Desde que decidí afrontar esas visiones sangrándome con ello el alma, en los albores de esta aventura, que entendí que sería cuestión de tiempo y de arrestos conseguir deshacer la telaraña de estupidez, levantar la cabeza, reír, pasar página, crecer y volver a ser. Ya hace tiempo que comprendí que casi nada es eterno, y, desde luego, el dolor no lo es, y el miedo, si nos sobreponemos y luchamos con el alma en cueros, tampoco.

2 comentarios para “Veintiocho semanas desnudo -11 semanas “a dos”-”

  1. A said

    Los humanos al contrario de muchas especias tenemos la suerte de poder elegir si vamos solo o a dos o a más.
    Me parece inteligente saber aceptar que alguien nos ayude cuando lo necesitamos.
    Nos resulta a todos, los “ayudados” y “ayudadores”, gratificante esta formacion de equipos.

  2. lazaruslong said

    Nada es eterno…tienes razón, la vida son cambios, son periodos de calma seguidos de tormentas, tiempos de buenos vientos seguidos de otros donde sentimos que nos hundimos…disfruta cuando el viento sople s tu favor…y ten paciencia y piensa que llegaran mejores dias cuando sople la tormenta, esto creo que es lo único que podemos hacer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: