Alma en Cueros

Archive for 30 junio 2009

Treinta y cuatro semanas desnudo -17 semanas “a dos”-

Posted by almaencueros en 30 junio 2009

barco6Con esta son ya treinta y cuatro las semanas de desnudez emocional y anímica. Treinta y cuatro de viaje en cueros, con el alma y el corazón desnudos, con la verdad esencial y radiante sobre mi frente, con el arrojo por bandera y la conciencia hipertranquila.

Esta semana el viaje “a dos” continúa. Pequeñas tormentas aparecen, de vez en cuando, en el horizonte, pero la quilla poderosa de nuestro barco sabe defenderse de ellas, y las velas hiladas por hebras de sinceridad soportan sin resquebrajarse los embates de vientos poderosos. En esta semana volví a reintegrar continentes divididos, fui capaz de aceptar que los demás hagan conmigo lo que desean hacer, me descabalgué, o me descabalgaron, de otro de mis orgullos; crecí en humildad, si en humildad se puede crecer sino rebajar.

En esta semana comprobé que las piezas dispersas del puzzle de mi vida encajan perfectamente con solo dejar que se reúnan. En esta semana comprobé que no necesito saber jugar excelentemente al ajedrez. En esta semana crecí humanamente. En esta semana empecé a vislumbrar el final prorrogado de mis obligaciones inmediatas.

En definitiva, como todas, fue una nueva semana de viaje, en la cual, atendiendo paciente y prudentemente a los signos y a los instrumentos de navegación, aprendí algo más, crecí un poco más, descubrí nuevas cosas, y, como siempre, regresé un poquito más a mi esencia niña.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

Lección de humildad

Posted by almaencueros en 22 junio 2009

mundo-canicaHoy me ha sucedido una cosa que no voy a relatar aquí, pero que me ha enfurecido mucho. Bueno, todo lo que en mi carácter apacible es enfurecer: sudoración, compresión en la boca del estómago, sensación de impotencia y ligero resoplido. O sea, un enfurecimiento de muy poca magnitud.

Tras la rabia, ha llegado, como siempre la reflexión, y la pregunta sobre el por qué me había sucedido aquello. (Ya sabéis que en mí es una constante lo de intentar encontrar explicación a todo). La reflexión me ha traído a la necesidad de abajarme de mi orgullo -básicamente instalado en lo intelectual- y aceptar una lección de humildad. Aun con la rabieta propia del momento, mi habitual prudencia me ha impedido hacer una pequeña estupidez. (También ha ayudado mucho la dulce voz de mi conciencia al otro lado del teléfono.)

He tenido que reconocer mi equivocación, he asumido la caída desde el pedestal de mi prepotencia, y me he levantado para limpiarme el polvo de la caída, lamerme las heridas, reconocerme humano y enmendar mi error. Lo que viene siendo una lección de humildad en toda regla. Y ha sido rápido, fácil y oportuno. En mi anterior ser endiosado no habría tenido cabida la vivencia de este episodio de modo natural e incluso feliz. No habría cabido “desfacer el entuerto” con buen ánimo e incluso agradecido sinceramente por la oportunidad, y además, sin que el posible resultado de esta recuperación afectase al sentimiento de la bondad de la acción acometida. Vamos, que lo he llevado bastante bien. Lo narro porque lo experimento como una consecuencia grata más del caminar desnudo. Un argumento más que añadir a la apología de la desnudez.

Posted in Reflexiones pedestres | Leave a Comment »

Treinta y tres semanas desnudo -16 semanas “a dos”-

Posted by almaencueros en 21 junio 2009

barco6Son ya 33 semanas, 231 días de desnudez emocional y esencial. Un largo viaje, sin duda. No pensé, en absoluto, ni que el viaje durara tanto, estaba convencido de que mi pesimismo esencial me derrotaría, ni de que seguiría contándolo a estas alturas, pensaba que mi pereza me vencería. Pero, aquí estamos, 33 semanas después, con un largo trecho recorrido para no movernos del mismo sitio. 33 semanas y miles de leguas de viaje sub-epidérmico para ir a parar a la esencia de mí mismo, al epicentro de lo que soy y siempre quise ser sin haberlo sido casi nunca y sin haberlo sabido casi tampoco.

En la semana que se cierra, la travesía continuó por las coordenadas habituales, con vientos alisios siempre en la popa y con la tranquilidad necesaria y requerida. esta semana empecé a vislumbrar el final de un curso largo y denso que me ha agotado en lo físico, en lo intelectual y en lo anímico. La semana que viene os referiré mis notas de este curso.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »

Lunes y no hay dudas

Posted by almaencueros en 15 junio 2009

lluna

Lunes, y no hay dudas.

Lunes, y es sólo el día después del domingo.

Lunes, y aunque aparecieron los fantasmas, la luz los cegó.

Lunes, y no hay oscuridades.

Lunes, y como su nombre indica, la luna brilla radiante.

Lunes, lleno de mariposas.

Lunes, y compartirlo todo

hace del lunes

menos lunes.

Posted in Poemario Inconsistente | 2 Comments »

Treinta y dos semanas desnudo -15 semanas “a dos”-

Posted by almaencueros en 14 junio 2009

barco6El recuento semanal nos lleva hasta la trigésimo segunda semana en cueros. La semana ha transcurrido con la normalidad de costumbre, que es lo mismo que decir con el vértigo y la velocidad de costumbre. Afortunadamente queda poco tiempo para que las obligaciones dejen de marcar mi precipitado ritmo diario.

Ha sido una semana normal, una semana con la normalidad excelsa de las últimas semanas. Cuando lo hermoso se convierte en normal el peligro es dejar de percibirlo como hermoso, pero afortunadamente, con el alma en cueros y el corazón agradecido constantemente, esas cosas ya no pasan.

El viaje continúa, con el destino claro, pero el rumbo por trazar. Creo que no nos detendremos en trazarlo, porque los imprevistos los manejamos estupendamente y porque queremos disfrutar del viaje.

En esta semana volvimos a unir mundos, a hacerlos más compatibles y a comprobar que de la unión nace una armonía perfecta. La polifonía bien acordada es infinitamente más bella y feliz que la monofonía de cantar con una sola voz. Además, sin pretenderlo, sin quererlo, sin buscarlo, casi, casi de modo imperceptible, completamos una nueva etapa. Los antiguos fantasmas aparecieron sin previo aviso y yo ni parpadeé, mientras ellos huían despavoridos. ¡Qué se le va a hacer! Ni un segundo más pienso preocuparme por ellos. Si han de volver a visitarme los recibiré con la mejor de mis sonrisas y a otra cosa.

Pero hoy quiero agradecer a alguien el inmenso detalle y cariño que pone en cada cosa que hace y que me tiene como actor, bien sea protagonista o secundario. Gracias por conocerme tanto. Y también quiero agradecer a todos los que os pasais por aquí llevados de la curiosidad o del cariño. Gracias, porque esta semana hemos superado las 3000 visitas. Ni en mi más optimista delirio onírico hubiese sido capaz de soñar que 3000 visitas serían posibles. Gracias.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | 1 Comment »

Banda sonora para una vida nueva

Posted by almaencueros en 9 junio 2009

musicsymbolLa música es mi compañera inseparable de viaje. La música, en cualquiera de sus formas y estilos anda atada a mi esencia, de manera que es casi como mi segunda naturaleza. Sin música yo no sería yo, y el mundo, probablemente, sería una mierda. Miles de canciones y melodías me han acompañado a lo largo de mi peregrinaje por este mundo. Algunas se han pegado a mí y no me entiendo sin ellas, otras recorrieron un trecho conmigo y después pasaron al baúl de los recuerdos desde el que evocan emociones en determinados instantes, algunas me definieron en un momento existencial, otras me dieron la clave para sobrevivir….

Cuando inicié esta aventura con el alma en cueros, me hice un cd titulado “banda sonora para una vida nueva”, donde recogí los himnos del siempre presente Revólver, algunas canciones vitalistas de Rosana, mis iconos de adolescente con Loquillo, la Guardia y Rebeldes, añadí un poco del incipiente, por entonces, Arjona, y lo cumplimenté con Brotes de Olivo. En esa banda sonora, quizá debería ir añadiendo nuevas canciones para el camino. Hoy os traigo una que he escuchado recientemente y que incorporo a la Gramola de mi vida, pues repasa las sensaciones que hierven entre el pecho y la espalda de esta alma en cueros, a las treinta y una semanas y pico del inicio de su viaje.

“Aprendí”- Rosana- A las buenas y a las malas

Soy todo lo que viví y el resto de lo que fui lo aprendí con el tiempo.
Con ganas de estar aquí pa’ más que sobrevivir, sé que soy lo que sueño.
Y todo lo que aprendí,


Lo aprendí de vivir, de borrar, de escribir, de tocar el cielo y de caer con ganas de volver.
Aprendí de llorar, de reír, de soñar, de ir al fin del mundo y regresar con ganas de volar.
Aprendí de latir, de querer, y de seguir libre.


Sin calles con callejón ni ojal en el corazón: mi lección preferida.
El rato que no te di es tiempo que te perdí: es lección aprendida.


Aprendí de vivir, de borrar, de escribir, de tocar el cielo y de caer con ganas de volver.
Aprendí de llorar, de reír, de soñar, de ir al fin del mundo y regresar con ganas de volar.
Aprendí de latir, de querer, y de seguir libre.
Libre con mucho por vivir con tanto que decir con ganas de tener más tiempo para repetir.
Libre de tropezar, libre de no parar, libre de pelearme un mundo libre.
Y todo lo que aprendí de tu corazón, uh la ra la, soy una parte de ti y
Aprendí de vivir, de borrar, de escribir, de tocar el cielo y de caer con ganas de volver.
Aprendí de llorar, de reír, de soñar, de ir al fin del mundo y regresar con ganas de volar.

Posted in Inclasificables | 1 Comment »

Treinta y una semanas desnudo -14 semanas “a dos”-

Posted by almaencueros en 7 junio 2009

barco6En nuestra navegación por los océanos tranquilos, alcanzamos, sin sobresaltos reseñables, la trigésimo primera semana de viaje. No hay novedades especialmente significativas que reseñar en la hoja de ruta. Tan sólo la constatación de que avanzamos con viento en la popa y tiempo apacible.

Esta semana anduve cargado con las habituales obligaciones más las extraordinarias que imponen estos días de junio. Me planteé la semana como una maratón, como una carrera de resistencia en la cual no importaba mucho la prisa, sino recorrer adecuadamente cada uno de los 42 kilómetros y pico de la misma. Y salió bien. Esta nueva semana que casi empieza será una nueva maratón de la que espero salir airoso y no demasiado agotado, gracias a las fuerzas que recuperé paseando por una ciudad llena de puentes.

En esta semana compartimos la experiencia de revivir viejas apariciones espectrales y fantasmagóricas. En mi caso fueron reapariciones en la consciencia colectiva, que resolví muy adecuadamente, cerrando la carpeta con contundencia y esbozando un deseo de felicidad ajena. En esta semana, en este domingo, creo que crecimos un poco más, y ya parece difícil que ni polifemos ni minotauros puedan derrotarnos. Especialmente porque la apuesta por la desnudez es mutua, y así, caminando sin ropajes innecesarios, todo es más fácil.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »