Alma en Cueros

Archive for 9/09/09

Cuarenta y cuatro semanas desnudo -27 semanas “a dos”-

Posted by almaencueros en 9 septiembre 2009

barco6Como con casi todo en mi vida, sigo llegando tarde a mis obligaciones blogueras. Hace algunos días ya que se cumplió la semana 44 del viaje con el alma en cueros.

Tal y como intuí, el final del verano iba a traer nuevos retos, nuevas determinaciones en el empeño de caminar desnudo. Desde algunas semanas guardo un secreto. Sí, ya sé que podéis pensar que estoy traicionando la esencia de esta aventura. No es un secreto horrible, ni desagradable, sino todo lo contrario. Es un hermoso secreto que no tengo intención de guardar demasiado tiempo, pero supongo que, precisamente, por las ganas que tengo de desvelarlo, espero una ocasión propicia, un momento adecuado. Sé que debería haber aprendido que no hay momentos adecuados, que estos no aparecen mientras los esperas, sino que los creamos nosotros. El kairós, el momento oportuno, solo aparece si andamos tras de él. Y tras de él voy.

En otro orden de cosas, hoy he recordado algo que me dijeron hace tiempo. Me explicaron que cuando se vuelve a mirar aquello que nos hizo daño, sigue doliendo, pero llega un día, si sabemos seguir caminando, que, cuando de repente, vuelves a encontrarte con aquello que te dañó, simplemente no sientes nada. Ese día ha llegado hoy. Mis fantasmas aparecieron, y no dolió, no me preocupó, no miré ni por curiosidad, me dio igual, pero creo que ellos huyeron. Lo siento por ellos.

Hoy hace un año que empecé a sobreponerme a la adversidad. Hoy hace una año que decidí lavar mi cara y enfrentarme, con el rostro levantado, el pecho henchido, y el paso aún vacilante, a mis fantasmas. Lo hice cargando con todos mis amuletos y con el sentimiento de que, en aquella pequeña proeza, estaba poniendo en juego mi salud mental. Sabía que de aquello podía volver herido de muerte o tremendamente vivo. Volví herido, pero no muerto, y empezó mi deseo de valentía para enfrentarme a mis miedos. Hoy puedo decir que no me han vencido. Sigo vivo, muy vivo, más vivo.

Posted in Crónica del Viaje a mi Esencia | Leave a Comment »